Sobrarbe es mi vida, gente sencilla y parajes únicos. El lugar donde mis cenizas, dentro de muchos años espero, abonaran nuevos bosques y praderas.

16 abr. 2008

EL GUARDIÁN DE ORIENTE

Antiguamente, los reyes que gobernaban amplios territorios delegaban el cuidado de sus dominios más alejados en las míticas figuras de los Guardianes. Los había de Occidente, del Sur o del Norte. Podríamos decir que Chus ostenta el cargo de Guardián de Oriente.
Tiene a su cuidado una cantidad de piedras suficiente para volver a edificar todos los muros y fortalezas que en su día hubo entre Málaga y Aquisgrán. No exagero si digo que la pedregosidad de los senderos que domina empequeñece el volumen que poseen los de Guara. Son diferentes piedras, pero nunca en tal cantidad. Y más putas que las gallinas.
Toda esta introducción sirve para presentar al organizador y la zona de la primera quedada masiva de la Vieja Tronca a la que acudo. Conocía ya, en mayor o menor medida a una buena cantidad de sufridos bikers de otras ocasiones, pero faltaba poner cara a muchos avatares del FOROMTB.COM de una vez por todas.
Llegaba yo en mi flagoneta a Benicassim desde Burjassot, tras un intenso día. Muchos kms, cervezas y patxaranes aderezados con una noche de insomnio me hacían cansado antes de empezar a ciclar.
Suerte que nos esperaba un hotel 4* del copón, a un nivel mucho mayor del que merecíamos la mayoría (exceptuando a cierto Maestro Chocolatero).
Se nos hizo tarde la comida, Chus y yo esperando a Toni y Oscar que venían de Pamplona y se habían emperrado en conocer la carretera que va hacia Alcañiz…
Hasta caían unas gotas, que unidas a unas aireras del quince no presagiaban buena tarde. Aunque la sangre no llegó al río (mar en este caso) y el tiempo se comportó excepto en la hora de anochecida….
La ruta fue por la sierra de Irta, encima de Peñíscola, y con tal vez las mejores vistas del fin de semana. Lo que fue lo mejor a mi entender, y sin discursión, los 2 senderos de subida que nos pegamos entre pecho y espalda, especialmente el clímax del segundo, en un vallón perdido y solitario mientras la oscuridad iba poco a poco absorbiéndolo todo a nuestro alrededor.
Y quien espere una crónica mayor de la ruta, que se joda, no habérsela perdido, hala!!!! :)
Llegamos al coche sobre las 21,30 de noche total, corriendo para el Hotel a entrar en el buffet por los pelos y los últimos (eso creíamos) y en ropa de guerra y to sudaos. Ni saludos ni hostias, al plato y a llenarlo de papeo, que cansa hacer las rutas en un tiempo récord (por lo lento)
Aún fueron entrando luego más bikers que llegaban de sus viajes entre las sonrisas y parabienes de las camareras…
Y así acabó el primer día, entre orujos y birras, entre risas y pullas, entre buena gente.
Publicar un comentario