Sobrarbe es mi vida, gente sencilla y parajes únicos. El lugar donde mis cenizas, dentro de muchos años espero, abonaran nuevos bosques y praderas.

18 feb. 2008

Sin título.

Un valle. No, un cañón... Estrecho y alargado, dos paredes que se miran, grietas torneadas por el hielo sirven de improvisados refugios, proas enfrentadas, chimeneas y cascadas por las que baja el agua de la lluvia, animales que corretean y trepan por ellas.

El viento, el tiempo, erosionó las afiladas aristas de las rocas, colocó apósitos en forma de tierra fértil en las fajas creadas por el agua. Y allí nacieron plantas, árboles, arbustos. Justo entre las dos. Metáfora del arraigo de la vida. Vida dura, raíces buscando alimento boquean al aire; vida intensa, las hojas caídas en otoño abonarán la tierra en primavera con nuevos brotes; vida hermosa, llena de puestas de sol y amaneceres, de trinos de aves, del canto burbujeante del río que sirve de unión a las dos paredes.

Paredes eternas, empujan con fuerza hacia el cielo, buscando las nubes. Se dan mutua sombra al paso del día, la una es cobijo un rato, así la otra será cuando el arco del sol se lo impere.
El frío, el calor, la humedad, la sequía, dejan huella en los rostros que siguen mirándose, ajenos a todo, haciendo invisibles para ellas los cambios que han sufrido. Un derrumbe, la nieve en avalancha, una nueva nidada de águilas, y ahí siguen, inmutables, compartiendo un estrecho. Tienen mucho mundo por su otra ladera, más estos escasos metros que los unen/separan les pertenecen a ambas por igual.
Es su separación que las hace formar un todo, una pareja indivisible, la una carece de sentido sin su homóloga, sin su espacio común que las hizo separarse/abrazarse para siempre.
Son dos enamorados…

12 feb. 2008

AZUL

Azul es el título de esta canción de Tahures zurdos.

Me recorre un escalofrío por la espalda al escucharla, al tararear la letra, especial para mí.

Azul, hay tanta gente azul....

video

Azul

Mi pelo es azul
Y mis alas también son azules
Mis hermanos forman parte
De la parte azul de este mundo

Mi madre es tan azul
Y mi padre pintaba de azul las tinieblas
El las atravesaba y las volvía tan blancas
Como su alma…

La fiebre es azul
El delirio es azul

Mi voz es azul
Y mis ojos también son azules
La tristeza forma parte
De la parte azul de mis ojos

Mi cerebro es azul
Y el sonido es azul cuando late en mis sienes
He pintado mi ropa y mi vida
En un cuadro azul

La locura es azul
El fío es azul
Si me dejaran
Cogería trozos de cielo
Para moldear
Tu piel azul

Si te dijera que en los muros
Crecen flores azules
Que silenciosamente azul es tu mirada
Cuando se pierde
Espérame en tu lado azul
Que mi frente se hace surcos
Con los segundos que tú no estas

El vacío es azul
El frío es azul
Si me dejaran
Cogería trozos de cielo
Para moldear
Tu piel azul

Mi pelo es azul
Y mis alas también son azules.

Ferrata viene de fé

El pasado domingo 10 de Febrero fué un día inolvidable.

Nos desplazamos hasta Oliana, en el Segre, cerca de Andorra para ascender la Regina de Peramola, la vía ferrata más bonita de España, http://www.deandarporcasa.com/ferratas/via-ferrata-regina y puede que de Europa. Casi 4 horas de pared, más de 300mts de desnivel ganado en la roca vertical.
Gracias a Pep y Carmina, que ya habían estado y nos hicieron de guías a Oriol, Ángel y a mí.

Para quien no lo conozca, una ferrata es una pared equipada con grapas de hierro a modo de escalones, clavijas, cadenas, puentes colgantes y una sirga de seguridad a la que ir anclado. Así los benjamines en la escalada, como yo, podemos sentirnos colgados en una pared enorme, sentir el vértigo, el viento y la magia de la piedra. Engancha, engancha y mucho, es la magia de hacer algo para lo que no fuimos concebidos.
Porque como me dijo Pep al empezar: "una vez metido en la pared, lo olvidas todo". El mundo se reduce a una coreografía hipnótica: mano, pié, mano, pié, mano, pié, mosquetón, mosquetón, mano, pié, mano, pié, mosquetón, mosquetón... Hueles la roca, sientes como poco a poco te introduces el la pared, formando parte de ella, la acaricias, saboreas cada movimiento vertical, cada temblor de piernas, cada mirada al vacío. Es tán hermoso...
Pasarelas colgadas a cien metros de altura, paredes extraplomadas con un patio increíble bajo tus pies, entre risas y fotos, entre miradas ansiosas y con el gusanillo que otorga el riesgo (esa sensación que otorga el estar colgado sólo de un trozo de aluminio, acto de fé, buffff), el esfuerzo, la recompensa...Porque la ferrata, como todo lo que perdura en la mente exige un esfuerzo, una concentración, una dedicación en cuerpo y alma a lo que se está haciendo. Igual que la BTT, igual que el montañismo, igual que el amor o la amistad.
Arriba, con la vista más espectacular, se echa de menos unos tramos más, pese al cansancio. Porque aquí también ocurre como en Ítaca, lo que importa es el camino, cómo lo andamos y con quién.
Pep:
Carmina:
Oriol:
Ángel:
Yo:
Pronto otra, ¿Quién se apunta?

5 feb. 2008

Metáfora o Hipérbole??

Porque hay ocasiones que nada (o todo) es lo que parece...

Cerca o lejos?
De o hacia?
Vuelo o sueño?
Cóncavo o convexo?