Sobrarbe es mi vida, gente sencilla y parajes únicos. El lugar donde mis cenizas, dentro de muchos años espero, abonaran nuevos bosques y praderas.

1 jun. 2010

Sueños y anhelos



Un sueño es un fogonazo de luz cálida en una noche fría.

Un anhelo es una estrella que ocupa una parte de nuestro firmamento todas las noches.

Una luz guía que orienta nuestro rumbo.

Un rescoldo ardiente que nos impide olvidar, pero que también nos obliga a recordar.

Muchos anhelos llenan nuestro firmamento de hermosas constelaciones, crean un mapa celeste que vemos nítidamente cada vez que cerramos los ojos.

Nuestra bóveda celeste está iluminada, hermosa, impecable.

Pero no sabemos donde ir.

No tenemos guía que nos oriente, que nos marque el camino.

Muchos anhelos forman una foto quieta en medio del tiempo y el espacio, una bellísima inmovilidad.

Carente de sentido, sin otro futuro que su contemplación.

Un anhelo nos invita a movernos, a caminar por una senda desconocida de la que sólo sabemos que es la que deseamos andar.

Una senda repleta de sueños que destellan conforme descubrimos nuevos recodos.
Publicar un comentario