Sobrarbe es mi vida, gente sencilla y parajes únicos. El lugar donde mis cenizas, dentro de muchos años espero, abonaran nuevos bosques y praderas.

20 nov. 2011

Cabalgando

Cabalgaba con el sol cubriéndole la cara de cobre y el viento rojo soplando del oeste sobre la tierra crepuscular y los pequeños pájaros del desierto volaban gorgojeando entre los helechos secos, y caballo, jinete y caballo pasaban de largo y sus largas sombras pasaban en tándem como la sombra de un sólo ser. Pasaban y palidecían en la tierra oscurecida, el mundo venidero.

Se trata del final del libro "All the pretty Horses" de Cormac McCarthy. Hombre y caballo, pero bien podrían ser hombre y bici, no creo que desmerezca...

(La instantánea pertenece a Jose Ramón Bescós, compañero de fatigas y tremendo fotógrafo)
Publicar un comentario